Buscando adentro, buscando afuera

Hoy Portishead, banda inglesa formada en 1991, me trae “Glory Box”, parte de “Dummy”, su disco debut. Considerados como unos de los pioneros del trip hop, unen jazz, sintetizadores y la hermosa voz de Beth Gibbons para lograr atmósferas únicas.

Hay quienes creen que se trata de una canción de amor, pero es en realidad una crítica a los roles de género tradicionales y a la presión social para cumplirlos.

Cada vez que tomamos una decisión que está fuera de lo esperado, damos un paso al costado, nos alejamos más de lo que se espera de nosotros. Así mismo, la maquinaria que enjuicia nuestros actos funciona eficientemente.

“It’s time to move over”

Captura de pantalla (9).png

Link: Portishead – “Glory Box” –

A continuación la versión en dibujo:

empty - glory box - portishead -

“Empty” – tinta china sobre papel – 2018

Fin de semana sigue el desafío: “I’d rather be a bitch than be an ordinary broken heart”

Fin de semana de limpieza general. Pero cuando digo general, a 35 ºC y con una humedad brutal, me refieron a una locura de saneamiento material que me dejó prácticamente vacía de pensamientos, y de voluntad.

La ropa sigue en la lavadora, esperando que la tienda, y yo me merezco una segunda ducha.

Pero primero vamos a terminar de sacar la basura, que parece que esa era mi misión estos días: así que a dibujar mientras el día transcurre entre música.

Para eso surgieron solos los “Dresden Dolls”, un dúo de Boston creado en el 2000, que hace más ruido que una banda balcánica. Sus shows son apoteósicos, así como los de Amanda Palmer, la integrante femenina.

La canción es “Good day” y viene del disco “Yes, Virginia”.

Captura de pantalla (35)

Link: Good Day – The Dresden Dolls –

"I'd rather be a bitch, than be an ordinary broken heart"

“I’d rather be a bitch than an ordinary broken heart”.Técnica mixta sobre papel. 26,5 x 16 cm. 2018